Protectores Auditivos

PROTECTORES

Los protectores auditivos o tapones para los oídos están diseñados para proteger los oídos ante diferentes agresiones externas.  Los oídos no pueden cerrarse al exterior por sí mismos, por lo que permanecen abiertos de manera continua. Los tapones limitan el acceso al conducto auditivo del ruido y del agua.

El ruido elevado puede afectar a la salud auditiva. Son muchas las personas que, en su puesto de trabajo, o en su día a día, están expuestos a un exceso de decibelios. El ruido alto y prolongado en el tiempo puede provocar la pérdida de audición precoz y la aparición de problemas auditivos como los acúfenos.

Los baños en piscinas, ríos o en el mar, facilitan que el agua acceda a los oídos a través de los conductos auditivos. Si estos no se secan convenientemente, las bacterias pueden proliferar en el interior provocando la infección de los oídos; la dolorosa otitis.

Los tapones a medida para los oídos, que se realizan de manera individualizada para que se adapten a los conductos auditivos de cada persona, son una ayuda imprescindible para mantener a salvo la salud auditiva de toda la familia.


Reseñas de nuestros clientes

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat