Tapones a medida antirruido

Imagen

 

Hoy en día, especialmente en las grandes ciudades, vivimos sometidos a altos niveles de ruido. El ruido del tráfico (automóviles, tráfico aéreo, ferrocarriles…) supone el 80% de la contaminación acústica. Las actividades industriales y las recreativas también generan un volumen elevado de decibelios.

El principal problema de la exposición al ruido es la pérdida auditiva. Sin embargo, el ruido también afecta a la salud general de las personas. Un exceso de decibelios afecta al sistema cardiovascular, elevando la presión arterial (hipertensión). El ruido genera estrés, incide en el rendimiento laboral y dificulta el aprendizaje.